Un lider necesita intuición

Y, ¿qué es la intuición?

La palabra intuición se utiliza con varios sentidos. A veces nos referimos a ella cuando tenemos una corazonada compramos un cupón y nos toca. Bueno, esto no sabría decir lo que es, pero si se decirte lo que es exactamente la intuición y cómo funciona.

Como ser humano eres capaz de percibir muchísima información de forma inconsciente, pero sólo una pequeño porcentaje de esta llega de forma consciente a nuestra mente.

Esto quiere decir, que sabes mucho más de lo que piensas.

Más del 60% de la información que se procesa durante una conversación con alguien es información captada a través del lenguaje no verbal de la persona.

Y,¿cuál es el mecanismo que tiene la vida para que comprendas o accedas a esa información que esta sesgada por prioridad biológica?

La intuición.

La intuición es el mecanismo interno para acceder a información inconsciente, útil y que normalmente es contradictoria a tu información consciente y a tus creencias.

Esta última afirmación es muy interesante.

Por ejemplo. Tienes un helado delante y no sabes si ese helado te va a sentar bien porque aún no te lo has comido. Tienes calor, todos comen helado y dices: “Sería estupendo tomarme otro helado”.

Has visto tantos anuncios que te han dicho que es un gran placer tomar un helado cuando tienes calor….

Entonces preguntas a tu intuición y te dice que no te tomes el helado.

¿Por qué?¿ Es que tu intuición no ha captado el mensaje de los anuncios?

Ok. No lo entiendes, pero haces caso a la intuición. Y al día siguiente tu médico te confirma que eres intolerante a la lactosa de ese fabuloso helado.

Si esto lo hubieras sabido antes, la intuición no es necesaria, por lo que podrías haberte preguntado a ti mismo y el mecanismo de la intuición no se hubiera activado.

La intuición suele ser más fuerte cuando la respuesta va en contra de lo esperado, de tu sistema de creencias. Porque si tu decisión está apoyada por tu sistema de creencias o hábitos sociales, entonces no es necesaria la intuición.

Estoy de acuerdo en que el ejemplo del helado es muy banal.

Pero es solo para que lo entiendas. Yo he tomado las más importantes decisiones de mi vida solo en base a mi intuición.

Y siempre eran decisiones poco aceptadas y valoradas por el resto porque eran contrarias a lo esperado.

Y ahora que lo veo con perspectiva, me doy cuenta de que no hubiera podido salir mejor si lo hubiera hecho en función de lo que se suponía que era lo mejor.

La intuición se desarrolla. Bueno, lo que se desarrolla es la comunicación con esta.

Se aprende a diferencia la verdadera intuición del deseo o proyección interno.

Y se fortalece con la práctica.

Un abrazo