Las 5 fuerzas de Porter

Las cinco fuerzas de Porter


Cuando hablamos de un plan de marketing y de las herramientas que podemos usar, nunca debe faltar el análisis de Porter o las 5 fuerzas de Porter. Un modelo que nos proporciona un marco de reflexión estratégica para determinar la rentabilidad de un sector con el fin de evaluar su valor a largo plazo. En este post vamos a hablar más a fondo de esta herramienta y de cada uno de sus puntos.

¿Quién es Michael Porter?

Nacido en 1947 en EEUU, Michael Porter es un economista y profesor de Harvard Business School famoso por desarrollar la matriz de las 5 fuerzas que llevan su nombre. Es autor de 18 libros y más de 125 artículos sobre la estrategia corporativa y competitiva. Ha sido repetidamente galardonado, sus modelos y teorías inspiran muchos cursos sobre estrategia y competitividad en las escuelas de negocio. De hecho, se le conoce como uno de los mejores economistas de la historia mundial siendo un referente incuestionable en el sector económico y empresarial. Sus teorías sobre la cadena de valor, los Clústeres o las Cinco Fuerzas han dado la vuelta al mundo.

¿Qué son las fuerzas de Porter?

Michael Porter sistine en su primer libro “Estrategia Competitiva” que el potencial de rentabilidad de una empresa viene definido por cinco fuerzas: el poder del cliente, el poder del proveedor, los nuevos competidores entrantes, la amenaza que generan los productos sustitutivos y la naturaleza de la rivalidad. La utilidad de esta herramienta de gestión es que las empresas pueden analizar y medir sus recursos frente a estas cinco fuerzas. A partir de ahí, estarán en condiciones óptimas para establecer y planificar estrategias que potencien sus oportunidad o fortalezas para hacer frente a las amenazas y debilidades.

¿Cuales son las 5 fuerzas de Porter?

Como hemos indicado, las cinco fuerzas que describe Porter son: poder de negociación de los clientes, poder de negociación de los proveedores, amenaza de nuevos competidores entrantes, amenaza de nuevos productos sustitutivos y rivalidad entre competidores. A continuación, vamos a ver cada una de ellas con más detalle.

Poder de negociación de los clientes

Porter considera que cuanto más se organicen los consumidores, más exigencias y condiciones impondrán en la relación de precios, calidad o servicios, por tanto, la empresa contará con menos margen y el mercado será entonces menos atractivo. Además, el cliente tiene la potestad de elegir cualquier otro servicio o producto de la competencia. Esta situación se hace más visible si existen varios proveedores potenciales.

Ante esta amenaza se puede recurrir a diversas estrategias como:

  • Aumentar la inversión en marketing y publicidad
  • Mejorar los canales de venta
  • Incrementar la calidad del producto y/o servicio o reducir su precio
  • Proporcionar un nuevo valor añadido

Poder de negociación de los proveedores

Cuando los proveedores cuentan con mucha organización dentro de su sector, recursos relevantes y condiciones sobre precios y tamaños de los pedidos, es cuando hacen un mercado más atractivo. Aquí medimos lo fácil que es para nuestros proveedores variar precios, plazos de entrega, formas de pago o incluso cambiar el estándar de calidad. Cuanta menor base de proveedores, menor poder de negociación tendremos.

Algunas de las estrategias a seguir para no depender de un solo proveedor o encontrar mejores opciones son:

  • Aumentar nuestra cartera de proveedores
  • Establecer alianzas a largo plazo con ellos
  • Pasar a fabricar nuestra propia materia prima

Amenaza de nuevos competidores entrantes

Si las barreras de entrada a una industria no son muy accesibles, entonces, no es atractiva. La amenaza está en que pueden llegar otras empresas con los mismos productos y nuevos recursos que se adueñen de esa parte del mercado.

En este sentido, las barreras más importantes para preservar nuestra cuota de mercado son:

  • Economía de escalas: las grandes compañías logran niveles de producción mucho mayor que las más pequeños y esto trae como consecuencia una reducción en los costes.
  • Diferenciación del producto
  • Inversiones de capital
  • Acceso a los canales de distribución para que el cliente puede consumir el producto final.
  • Barreras legales como todo tipo de normativas marcadas de carácter obligatorio que varían en cada país.
  • Identificación de marca
  • Diferenciación del producto
  • Experiencia acumulada
  • Movimientos de organizaciones ya sentadas.

Para hacer frente a esta amenaza podemos:

  • Mejorar/aumentar los canales de venta
  • Aumentar la inversión en marketing y publicidad
  • Incrementar la calidad del producto o reducir su precio
  • Proporcionar nuevos servicios/características como valor añadido a nuestro cliente

Amenaza de nuevos productos sustitutivos

Un mercado o segmento no será atractivo si hay productos sustitutos o cuando son más avanzados tecnológicamente o presentan precios más bajos. Estos productos y/o servicios suponen una amenaza porque suelen establecer un límite al precio que se puede cobrar por un producto. Debemos estar siempre atentos a las novedades de nuestro sector y a la influencia que dichas novedades pueden tener sobre nuestra organización.

Para combatirlo proponemos algunas estrategias:

  • Mejorar los canales de venta
  • Aumentar la inversión del marketing
  • Incrementar la calidad del producto o reducir su coste
  • Diversificar la producción hacia posibles productos sustitutos

Rivalidad entre los competidores

Este factor es el resultado de los cuatro anteriores y es el que proporciona a la organización la información necesaria para el establecimiento de sus estrategias de posicionamiento en el mercado. Cada competidor establece las estrategias con las que destacar sobre los demás. De tal modo, que una fuerte rivalidad se traduce en muchas estrategias. La rivalidad aumenta si los competidores son muchos, están muy bien posicionados o tienen costes fijos, entre otros factores. En estos casos, se trataría de mercados poco atractivos.

Ante la rivalidad entre competidores es conveniente:

  • Aumentar la inversión del marketing
  • Incrementar la calidad del producto
  • Rebajar nuestros costes fijos
  • Asociarse con otras organizaciones
  • Proporcionar un valor añadido a nuestros clientes
  • Mejorar la experiencia de usuario

Como hemos visto, el modelo de las Cinco Fuerzas de Porter nos permite desarrollar nuestra estrategia de negocio, especialmente de diferenciación, al poder analizar a nuestra competencia. De esta forma, estaremos siempre alerta sobre lo que sucede en el mercado y podremos reaccionar de forma adecuado a lo que haga nuestra competencia. Impulsa tu carrera y únete a ThePowerMBA, la Escuela de negocios que ha cambiado las reglas. Un programa con precio accesible que compite con las escuelas de negocios de primer nivel.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *