Cómo vender tu proyecto

Cómo vender una idea o proyecto

Cuando tienes una idea en la cabeza, ya sea el lanzamiento de un nuevo producto dentro de la compañía para la que trabajas, el proyecto empresarial de tus sueños, una idea que presentar a posibles inversores o simplemente un concepto de negocio que se te ha ocurrido y quieres contárselo a un amigo en una cena, tienes que tener claro que lo más importante es saber comunicarlo.

La diferencia entre comunicar bien o mal una idea, es trascendental e implicará algo tan radical como tener una puerta abierta o cerrada, independientemente del valor que tenga dicho proyecto.

Aprender a comunicar nuestras ideas es fundamental para que estas cojan forma y el mensaje cale en el interlocutor. Y eso solo se consigue mediante una comunicación atractiva y sencilla, que logre retener la atención de quien te escucha.

Pronto te darás cuenta de que esa misma idea quieres trasladarla en un entorno informal o incluso familiar y, a la vez, comunicársela a un potencial socio para desarrollarla. De manera, que es esencial que tengas claro que ese discurso acerca de tu proyecto lo vas a repetir constantemente. De hecho, cada vez que lo hagas, verás que estás poniendo en práctica tu propia capacidad comunicativa.

Mejora la comunicación del proyecto

Lo primero que debes saber es que los interlocutores o destinatarios de tu mensaje reciben cada día innumerables propuestas de negocio o ideas. Pero no todas ellas cuentan con la presentación adecuada y es fácil encontrarse propuestas con diseños poco atractivos, desordenados o que no ponen en valor su verdadero potencial.

Para evitar que le pase eso a tu proyecto, solo tienes que tener en cuenta que es crucial trabajar estos cuatro aspectos:

  • Elevator Pitch presencial: es el discurso que vas a utilizar cuando tengas que dirigirte a un auditorio. Delante de clientes, amigos, proveedores, en reuniones…etc.
  • Elevator Pitch escrito: con la misma base discursiva que el anterior, en este caso deberás aprender a comunicar esa idea por escrito: en presentaciones bien diseñadas, en el cuerpo de texto de un correo o en el perfil de tus redes sociales.
  • Pitch Deck: la temida simbiosis entre lo primero y lo segundo. Más conocida como Business Plan, es la presentación que debes hacer de tu proyecto oralmente, acompañado de un soporte escrito. Es imprescindible que sea estético, atractivo, conciso y que esté muy bien estructurado.
  • Proyecciones financieras: no es imprescindible al principio (tendrá más sentido cuando tengas algo de tracción), pero sí es recomendable que le des un cierto protagonismo para demostrar que tienes nociones financieras. Es otra forma de demostrar hacia dónde quieres ir.

No olvides que hay 3 pilares prioritarios centrales para configurar estos aspectos citados:

1.- El contenido: atractivo, sencillo y comunicable.
2.- La estructura o guión: coherente y ordenado.
3.- La estética: acorde a tu proyecto, con personalidad y diferenciador.

Y si necesitas más ayuda… ¡no te pierdas este vídeo en el que Borja Adanero te da 6 consejos estrella! https://vimeo.com/339514984

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *