EMPRENDER EN LA UNIVERSIDAD

EMPRENDER EN LA UNIVERSIDAD

¡Saludos #Powerizados! Hoy os traemos una nueva historia, un nuevo testimonio de uno de nuestros #PowerGurús. Esta es la experiencia de cómo emprender en la universidad protagonizada por Carlos Martínez.

‘’Eso es hijo, tu estudia, acaba tu carrera y te vienes a la farmacia, que eso de los mapas no funciona’’ ó ’Cada segundo que pasas en la farmacia, se está desperdiciando un talento que tienes. Es momento de arriesgar’’ ó ‘’Cuanto más aprendas de joven, más posibilidades tendrás de tener éxito en el futuro’’

Lo primero, me presento para que me situéis en el mapa: Soy Carlos Martínez (26 años). Farmacéutico y emprendedor. Actualmente vivo en mi pueblo, Cuacos de Yuste (Cáceres), donde tengo mi empresa. ¿Por qué el post se titula emprender en la Universidad? Ahora entenderéis todo…

En tercero de Farmacia, con tan solo 20 años pensé en hacer algo que me apasionara de verdad, por lo que decidí emprender. Me apunté a un curso de creación y orientación de empresas de la Universidad Complutense de Madrid. En este curso teníamos que hacer un plan de negocios que podía ser real y ficticio. Y yo me pregunté… ¿Por qué hacer algo ficticio? 

Al principio se me ocurrió lo típico, hacer tazas personalizas para Colegios Mayores, pero no lo veía una idea original.  

Un día mientras estudiaba para un examen de Microbiología (siempre me acordaré), se me ocurrió crear Enjoy Maps, unos mapas diseñados con tinta rascable. El producto consiste en ir rascando, al estilo rasca y gana, los lugares que vamos visitando. Al rascar, cada país, ciudad, provincia se descubre de un color y cada monumento ilustrado. Una forma muy original de saber lo que has visitado y lo que aún te queda por visitar. 

Cree mi primer plan de negocios con la ayuda de los tutores del curso. Después de varios meses configurando el plan de negocios, mi tutora me animo a participar en el premio ‘’MEJOR IDEA EMPRENDEDORA DE LA UCM’’. 

Como no tenía nada que perder, envié la solicitud y para mi sorpresa gané el premio a la ‘’MEJOR IDEA EMPRENDEDORA DE LA UCM’’.  

Tanto mi familia como mi círculo cercano me decían que tenía una idea muy buena, pero que primero acabara la carrera y luego ya desarrollara el proyecto. 

Farmacia son 5 años si vas a curso por año (no era mi caso) por lo que al menos me quedarían 3 años para acabar. ¡Un mundo! 

Así que a pesar de que a mi familia no le convencía la idea de emprender mientras estudiaba, decidí desarrollar el proyecto. Estoy seguro que, si me hubiese esperado 3 años, no lo hubiese hecho y hoy me estaría arrepintiendo. 

Una vez decidido que iba a emprender, empecé a buscar proveedores, diseñadores y financiación (Mi ‘’primera ronda’’ fueron 700€ de mi padre y unos 1.000€ que tenía ahorrado) 

Todo esto a la vez que iba a clase, hacía prácticas en el laboratorio, estudiaba etc… (No aprobé ni una ese cuatrimestre, como era lógico) 

Finalmente encontré un proveedor que confió en mí e hice una primera tirada de mapas rascables de Europa. 

Pensé que tenía la fórmula de la Coca-Cola y que eso se iba a vender como churros… ¡Que iluso!

Empecé a vender justo en el verano de 2015 (Hice un pacto con mi madre para que al menos no lo lanzará hasta que no acabara exámenes)

Ese verano empecé a vender a amigos, familiares y conocidos. 

Cuando acabo el verano, le dije a mi madre que me tenía que dar de alta como autónomo (era probable que no sacara ni para pagarme el autónomo) y que tenía que hacer una tienda online (La hice personalizada y me costó una pasta. Error de novato. Aún no conocía la metodología lean Startup) 

Empecé el curso con una tienda online de un único producto y sin tener ni idea de marketing, ni de generar comunidad ni de nada. No sabía ni hacer una factura. Todo lo fui aprendiendo con libros, videos, cursos y prueba/error. 

La verdad que no había muchas ventas, y a raíz de eso tengo una anécdota muy buena con mi madre que cambió todo. 

Un día, salí de un examen que me había salido muy bien. Llamé a mi madre para decírselo y la respuesta fue ‘’Eso es hijo, tu estudia, acaba tu carrera y te vienes a la farmacia, que eso de los mapas no funciona’’. 

Sentí tanta impotencia, que decidí buscar la forma de vender en AMAZON. En cuanto llegue al piso, busque por internet y al cabo de unas horas tenía mi primer producto subido a AMAZON. 

Poco a poco empezaron a entrar pedidos en AMAZON y por la tienda online. Todo esto a la vez que yo iba mejorando mi marketing e invirtiendo algo en Facebook Ads. También se empezaron a interesar las primeras tiendas en vender los productos a raíz de algunas entrevistas en periódicos y revistas. 

Como yo estaba en Madrid y el almacén lo tenía en Cuacos (en la farmacia de mi madre), por las noches, le mandaba los pedidos a mi madre y ella junto a la auxiliar los preparaban al día siguiente. Ese era mi departamento logístico los primeros años.

Así estuve un par de años aproximadamente, gestionando el proyecto a la vez que estudiaba farmacia. 

Después estuve trabajando algo más de un año en la farmacia a la vez que gestionaba Enjoy Maps hasta que, en septiembre de 2018, decidí dejar la farmacia para dedicarme a full time a mi pasión, emprender. 

Mucha ‘’culpa’’ de esta decisión la tuvo The Power MBA y sus fundadores. Lo decidí justo un día que volvía de las oficinas de The Power MBA. 

Tengo una frase grabada… ‘’Cada segundo que pasas en la farmacia, se está desperdiciando un talento que tienes. Es momento de arriesgar’’. Así lo hice. 

Estos años no han sido fáciles, pero he aprendido muchísimo y he conseguido resultados que ni me hubiera imaginado cuando empecé en un pequeño piso de estudiantes. Os resumo brevemente alguno de esos logros:

+ 20.000 Mapas rascables vendidos. 

+ 20.000 seguidores en RRSS.

+ 3.000 Mapas enviados a Costa Rica.

+ 200 puntos de venta. 

+ 300.000€ facturados. 

Varios acuerdos con grandes empresas. 

1ª ronda levantada.

Mapa rascable España: Dos veces producto más vendido de AMAZON. 

Seguramente muchos estudiantes estén en esta situación, queriendo emprender mientras estudian una carrera. Personalmente les animaría a hacerlo. Mi consejo es que vayan poco a poco, y que se lo tomen como una fase de aprendizaje. 

Cuanto más aprendas de joven, más posibilidades tendrás de tener éxito en el futuro. 

Para acabar, me gustaría decir, que para nada me arrepiento de haber emprendido en la universidad. Me ha servido para aprender muchísimo. He ganado unos años de experiencia impagables y estoy seguro que esto hará que no cometa errores del pasado y tenga más posibilidades de tener éxito en el futuro. 

Muchas gracias The Power MBA por ayudarme a pensar en grande y darme las herramientas para mejorar cada día. 

Si te interesa el artículo quizás pueda interesarte nuestra sección de NOTICIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *